lunes, 16 de noviembre de 2015

Reporteros por un día con Rosa Huertas


El pasado día 9 de Noviembre se acercó hasta el IES “Mar de Aragón” Rosa Huertas.  De su mano, los alumnos de Segundo Ciclo de Secundaria, de 1º de Bachillerato y  Ciclo Formativo Superior de Administración y Gestión se dieron un paseo por el Madrid que aparece en la obra Tuerto, maldito y enamorado: la casa de Lope de Vega, el barrio de La Latina, la calle Huertas, el instituto de San Isidro…




 
 

Los alumnos aprovecharon esta visita para ejercer de reporteros:
  • Los alumnos de 3º ESO y de 1º de Bachillerato presentaron a la escritora en sendas charlas:
 

 

Aunque la visita fue preparada con poco tiempo, todos los alumnos contribuyeron a ambientar el vestíbulo con sus aportaciones: dibujos de lugares y personajes misteriosos, poemas barrocos de amor, pequeños trabajos de investigación sobre la autora y su obra…

Rosa Huertas mostró las inquietantes fronteras que separan realidad y ficción en Tuerto, maldito y enamorado, así como en Sombras de la plaza mayor o Theocopuli, bajo la sombra del Greco.
Sara Samper con su propuesta de portada
 para Tuerto, maldito y enamorado
De primera mano, nos avanzó la que será su próxima novela, que esperamos impacientes: Todo es máscara. En ella encontraremos un personaje femenino que se rebela contra las convenciones limitadoras de la época en que le ha tocado vivir, el siglo XIX, y descubriremos de paso un movimiento literario apasionante, el Romanticismo, de la mano de Mariano José de Larra.

Tejimos con palabras una jornada inolvidable y nos despedíamos de Rosa Huertas a mitad de tarde, tras departir largo y tendido sobre educación y literatura. 
 
Agradecemos de corazón la cercanía y entrega de la autora, quien dejó una puerta abierta para volver. ¡¡Así lo esperamos!!

sábado, 7 de noviembre de 2015

¡¡Ayúdame a recordar!! Rosa Huertas nos acerca la figura de Lope de Vega.

Cuando los alumnos de 4º se han acercado al otro lado de la mano de los autores románticos, con su gusto por los fantasmas, lo misterioso y lo sobrenatural, han tenido presente la novela de Rosa Huertas leída el curso pasado: Tuerto, maldito y enamorado.
 
En ella se narra la historia de Elisa, una estudiante del Colegio Imperial que un día visita la biblioteca de su instituto para documentarse sobre Lope de Vega para un trabajo de su hermana. Cuando se dirige a la letra V solo descubre un libro de Lope y se le aparece un fantasma que le pide ayuda para poder recordar, necesita saber quién es y a quién ama. Para ello Elisa decide documentarse acerca de Lope, sufriendo además las peticiones de ayuda de los demás fantasmas del barrio.
 

El lunes, junto a compañeros de 3º ESO (que leerán esta obra en el tercer trimestre) y alumnos de 1º de Bachillerato y Ciclos (deseosos de acercarse a la figura de Lope y su época), podréis compartir vuestra lectura con la autora.

Así comienza esta inquietante novela, que descubre algunos aspectos de la biografía de Lope de Vega y de su tiempo.




Los fantasmas no existen. ¿O sí?
La experiencia nos confirma la evidencia de su naturaleza ficticia: nadie ha podido comprobar de forma convincente su pertenencia al plano de lo real.
Sin embargo, hoy apelo a la complicidad de quien lea estas páginas: no podrás entender la historia que sigue si, al menos, no crees mínimamente en su existencia. Si no es así, resultará inútil que continúes leyendo.
Yo misma, si hubiese encontrado esta advertencia al comienzo de un libro unos meses atrás, lo habría cerrado en la primera página y lo habría devuelto a la biblioteca. O se lo habría regalado a mi prima Marina, tan aficionada a las novelas de jóvenes magos y de adolescentes vampiros, cuyas peripecias me han resultado siempre tan absurdas como prescindibles.
Pero nada es igual que hace unos meses, ni yo misma lo soy ni el mundo que me rodea. Ahora sé que no es más que un decorado ficticio, bajo el cual palpita lo que no se deja ver: algo que se presiente y, a veces, se nos presenta como si los espejismos hubiesen saltado al otro lado de sus reflejos.
Así irrumpió en mi presente el espectro de un habitante del pasado, arrastrando hacia mí y en tropel a un ejército de sombras que se convirtieron en mis peores pesadillas.
Los recuerdos se me agolpan hoy sin orden ni concierto. Las notas que fui tomando desde que comprendí que aquella experiencia demoledora podía acabar difuminándose en el olvido, tienen un preludio que aún me cuesta ordenar. Qué ocurrió antes y qué después, ya casi no importa. Lo cierto e importante fue que sucedió, más o menos como lo cuento. Por mucho que se quiera es imposible reproducir fidedignamente los hechos pasados, siempre añadiremos algún detalle que no estaba u omitiremos una frase que para siempre quedará oculta en el tiempo. Sólo la realidad es la verdad absoluta; lo demás, lo narrado, no deja de ser ficción.
Mis recuerdos borrosos se desdibujan pero no dejo de relacionar el pistoletazo de partida de mi desazón con la noche en que mi hermana Carmen gimoteaba en su habitación a las tantas porque no se sabía la lección de Literatura. Podría asegurar que la escena ocurrió la noche antes de escuchar por primera vez aquella voz: “Ayúdame a recordar”.  La primera piedra de la enorme torre que se fue construyendo en mi vida la puso mi hermana una noche de invierno.
 
 
 
 
 
Una buena manera de acercarse a Lope es la película:
 
 
 


Si no os sentís con fuerza para verla completa, dedicad unos minutos al menos a estos fragmentos.
  • Concepción del teatro:


  • Concepción del amor, su poesía:


¡Cuánta pasión!
 
El actor que encarnó a Lope en la película, Roberto Amman, quedó impactado por la intensidad del personaje al que dio vida:

 "después de hacer Lope, empiezas a entender al hombre del Siglo de Oro, que eran militares pero escribían sonetos...Te arranco la cabeza o te escribo un soneto o te hago el amor con palabras...todo una locura, sangre, pasión, sexo. ¡Con cuánto honor, con cuanta pasión vivió su vida Lope, y qué vacíos estamos nosotros, qué faltos de ardor, de sangre caliente, de ideales!".

 
Espero que os resulte a vosotros tan sugerente y tan especial. En la entrada del instituto  hemos montado una pequeña exposición con los ejemplares de Lope de Vega que tenemos en nuestra biblioteca. Son más de uno, afortunadamente. Y están clasificados en la letra.... (ups, eso tendréis que ir a comprobarlo vosotros si os atrevéis).
 
Son libros que esperan nuevos lectores. Como el fantasma de la biblioteca de Tuerto, maldito y enamorado, gritan
¡Ayúdame a recordar!
 
 
 
¿Alguien puede oírlo?
 
 
¿Alguien se atreve a salvar alguno de estos libros del siglo XVII?
 

 
 
 

 
 
  

domingo, 18 de octubre de 2015

Bécquer desconocido

 
Nos aproximamos a la figura de Gustavo Adolfo Bécquer a través de este documental:


 

Después podéis realizar la lectura de las rimas y leyendas incluidas en la carpeta de apuntes.
Manuel Guerrero ha publicado un Libro Interactivo Multimedia (LIM) con ocho de estas composiciones. Cada rima ha sido recitada por el actor colombiano Fabio Camero y aparece acompañada de un fondo musical y una animación powerpoint.


http://www.tinglado.net/?id=ocho-rimas-de-becquer#.ViUgxX37JhM.blogger
El Tinglado
En estos días iniciamos el comentario de las Rimas en clase. Espero que os resulte interesante.
Podéis apoyar el estudio de las rimas en estas presentaciones:

 
 
Para finalizar, un poco de humor.
 
Entradas relacionadas:

viernes, 16 de octubre de 2015

"Negra sombra" (Rosalía de Castro)

Uno de los temas recurrentes en la poesía de Rosalía son “las sombras” . ¿A qué sombras se refiere Rosalía? ¿Cuáles son estas sombras que cita una y otra vez?

Los poetas románticos mostraban una gran predilección por todo aquello que equivaliera a lo sombrío, lo oscuro, las tinieblas... A medida que la poesía de Rosalía alcanza la madurez, las sombras cobran un significado distinto. Dejan de ser un elemento romántico para definir un estado existencial caracterizado por el dolor y la tristeza. La propia existencia provoca angustia y así nace “la negra sombra”.

El mayor exponente de este sentimiento ambiguo se encuentra en el famoso poema Negra sombra.
Escucha la versión que hizo de este poema Luz Casal:



Negra sombra
 
Cando penso que te fuches,
negra sombra que me asombras,
ó pé dos meus cabezales
tornas facéndome mofa.

Cando maxino que es ida,
no mesmo sol te me amostras,
i eres a estrela que brila,
i eres o vento que zoa.

Si cantan, es ti que cantas,
si choran, es ti que choras,
i es o marmurio do río
i es a noite i es a aurora.

En todo estás e ti es todo,
pra min i en min mesma moras,
nin me abandonarás nunca,
sombra que sempre me asombras.

(Rosalía de Castro: "Follas Novas" (1880).


En castellano:

Cuando pienso que te fuiste,
negra sombra que me asombras,
al pie de mis cabezales,
vuelves haciéndome burla.

Cuando imagino que te has ido,
en el mismo sol te me muestras,
y eres la estrella que brilla,
y eres el viento que sopla.

Si cantan, eres tú que cantas,
si lloran, eres tú que lloras,
y eres el murmullo del río
y eres la noche y eres la aurora.

En todo estás y tú eres todo,
para mí y en mí misma moras,
no me abandonarás nunca,
sombra que siempre me asombras.
 

domingo, 4 de octubre de 2015

Proyecto "Salva un libro"

 

El curso 2015/2016 arranca. En una sociedad de pantallas, corremos el riesgo de conocer de forma muy superficial las obras literarias que han dejado huella en la sociedad y la cultura en la literatura actual.
 
En su obra Farenheit 451, Ray Bradbury imagina un mundo en el que se queman los libros porque la lectura está prohibida. El título de la obra, sin ir más lejos, hace referencia a la temperatura a la que arde el papel.  Algunos rebeldes tratarán de salvar los libros memorizándolos para futuras generaciones y, así, cada individuo se convierte en un libro.
 
Un curso más, inspirados por este clásico de ciencia-ficción, lanzamos un S.O.S.: Cada alumno de 4º ESO tiene como misión salvar un libro y darlo a conocer a sus compañeros. 
Este es el plan:
1.      Elige bien tu libro.  Infórmate, investiga, pregunta. ¿Qué libro merece ser salvado y conocido por todos tus compañeros?

2.       Puede ser de cualquier género, preferentemente del siglo XX. No se podrá repetir ningún título, así que date prisa en comunicar tu elección.

3.       Hazte un selfie con el libro. Tú eres su defensor y su divulgador. Dale protagonismo en tu vida.

4.       Crea un cartel publicitario en tamaño A3. Sigue las pautas de tu libro de texto: “El anuncio” (página 220/ Ed. Oxford).

5.       Eres una persona-libro. Elige un fragmento (mínimo un párrafo) y memorízalo. Si tienes dudas, el comienzo puede ser una buena opción.

6.       Presenta el libro a tus compañeros a través de tu cartel y tu texto. Recita el fragmento que has memorizado. Puedes improvisar en clase o grabarlo en casa a modo de los youtubers.

7.       Subiremos todos los selfies  a un tablero de Pinterest.

8.       También podemos empapelar el vestíbulo o el corcho de la biblioteca con nuestras recomendaciones.

9.       Sé convincente. Anima a leer tu libro.

Evalúa tu cartel con la rúbrica de calificación que recoge los objetivos que nos hemos planteado.


Aprender

“Lo mejor para la tristeza”, contestó Merlín, “es aprender algo. Es lo único que no falla nunca. Puedes envejecer y sentir toda tu anatomía temblorosa; puedes permanecer durante horas por la noche escuchando el desorden de tus venas; puedes echar de menos a tu único amor; puedes ver el mundo a tu alrededor devastado por locos perversos; o saber que tu honor es pisoteado por las cloacas de inteligencias inferiores. Entonces sólo hay una cosa posible: APRENDER. 

Aprender por qué se mueve el mundo y lo que hace que se mueva. Es lo único que la inteligencia no puede agotar, ni alienar, que nunca la torturará, que nunca le inspirará miedo ni desconfianza y que nunca soñará con lamentar, de la que nunca se arrepentirá.

Aprender es lo que te conviene. Mira la cantidad de cosas que puedes aprender: la ciencia pura, la única pureza que existe. Entonces puedes aprender astronomía en el espacio de una vida, historia natural en tres, literatura en seis. Y entonces, después de haber agotado un millón de vidas en biología y medicina y teología y geografía e historia y economía, pues, entonces puedes empezar a hacer una rueda de carreta con la madera apropiada, o pasar cincuenta años aprendiendo a empezar a vencer a tu contrincante en esgrima. Y después de eso, puedes empezar de nuevo con las matemáticas hasta que sea tiempo de aprender a arar la tierra”
 

Terence White 1958

“The once and future king”

 

lunes, 14 de septiembre de 2015

Curso 2015/16: Comienza la aventura

¡¡Arrancamos!!
 
 
Tras días de preparación, de revisar objetivos y de intercambiar con otros profesores ilusiones y proyectos, hemos diseñado la programación de Lengua castellana y Literatura.

El curso 2014/2015 se abre como un libro en blanco el 14 de septiembre. Entre todos, con vuestras aportaciones, lo iremos completando, más rápido de lo que ahora nos parece.

Es una aventura

Es un viaje fascinante

Es un nuevo reto 

Espero que este curso disfrutemos y aprendamos mucho. Pero sobre todo deseo que al final de curso todos sintamos que el esfuerzo de mejorar, a todos los niveles, ha valido la pena.

Rindo tributo a uno de los profesores de referencia, José Luis Sampedro, y traigo a esta página su necesaria reflexión sobre la sabiduría. Toda una inspiración para enfocarnos en lo verdaderamente importante. Gracias, Pilar Escolano, por su recomendación.



 
"Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias".
 
 

 

martes, 16 de junio de 2015

"Me basta así", Ángel González

Ingrid Tusell

Si yo fuese Dios
y tuviese el secreto,
haría
un ser exacto a ti;
lo probaría
(a la manera de los panaderos
cuando prueban el pan, es decir:
con la boca),
y si ese sabor fuese
igual al tuyo, o sea
tu mismo olor, y tu manera
de sonreir,
y de guardar silencio,
y de estrechar mi mano estrictamente,
y de besarnos sin hacernos daño
-de esto sí estot seguro: pongo
tanta atención cuando te beso-;
                                                entonces,

si yo fuese Dios,
podría repetirte y repetirte,
siempre la misma y siempre diferente,
sin cansarme jamás del juego idéntico,
sin desdeñar tampoco la que fuiste
por la que ibas a ser dentro de nada;
ya no sé si me explico, pero quiero
aclarar que si yo fuese
Dios, haría
lo posible por ser Ángel González
para quererte tal como te quiero,
para aguardar con calma
a que te crees tú misma cada día,
a que sorprendas todas las mañanas
la luz recién nacida con tu propia
luz, y corras
la cortina impalpable que separa
el sueño de la vida,
resucitándome con tu palabra,
Lázaro alegre,
yo,
mojado todavía
de sombras y pereza,
sorprendido y absorto
en la contemplación de todo aquello
que, en unión de mí mismo,
recuperas y salvas, mueves, dejas
abandonado cuando -luego- callas...
(Escucho tu silencio.
                                Oigo
constelaciones: existes.
                                    Creo en ti.
                                                    Eres.
                                                            Me basta.)

del libro "Palabra sobre palabra".
 
 
 
De nuevo Ángel González, maestro en dotar de intensidad y lirismo al lenguaje cotidiano. Pedro Guerra lo acompaña en esta sincera e intensa declaración de amor. Espero que os guste.


                                            



.


domingo, 14 de junio de 2015

"Poema XX", Pablo Neruda

El curso va acabando y nuestra selección de poemas también. Para finalizar con la literatura hispanoamericana os propongo la lectura del poema XX de la antología Veinte poemas de amor y una canción desesperada, poemario que lanzó a su autor a la fama con apenas diecinueve años de edad y es una de las obras literarias más representativas de la literatura en lengua española.
 


Toni Demuro: Tree 226
 
20
PUEDO escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo: "La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos".
El viento de la noche gira en el cielo y canta.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.
En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.
Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.
Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.
Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.
Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.
Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.
La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.
Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.
De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.
Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.
Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.
Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.




Toni Demuro: Earth 174


Os gustará escucharlo en la voz de Álex Ubago:

 





miércoles, 10 de junio de 2015

"Canción de invierno y de verano", Ángel González



Canción de invierno y de verano


Cuando es invierno en el mar del Norte
es verano en Valparaíso.
Los barcos hacen sonar sus sirenas al entrar en el puerto de Bremen con jirones de niebla y de hielo en sus cabos,
mientras los baladros soleados arrastran por la superficie del Pacífico sur bellas bañistas.

Eso sucede en el mismo tiempo,
pero jamás en el mismo día.

Porque cuando es de día en el mar del Norte
—brumas y sombras absorbiendo restos
de sucia luz—
es de noche en Valparaíso
— rutilantes estrellas lanzando agudos dardos
a las olas dormidas.

Cómo dudar que nos quisimos,
que me seguía tu pensamiento
y mi voz te buscaba —detrás,
muy cerca, iba mi boca.
Nos quisimos, es cierto, y yo sé cuánto:
primaveras, veranos, soles, lunas.

Pero jamás en el mismo día.

 

Poema en audio: Canción de invierno y de verano

Poema muy Becqueriano. Ángel González se ve influenciado por el tratamiento del amor en el romanticismo, además de por Salinas, Quevedo, Machado...No importa que los dos se hayan querido, porque no lo hicieron de la misma forma ni en el mismo momento y, por ello, ese amor no puede seguir ya que se ha producido un distanciamiento de la pareja debido a la falta de comunicación. Deberían tener objetivos comunes, unos proyectos en común, pero cada uno está en un extremo de La Tierra, les separa un mundo (antípodas), y su relación es imposible. "Nos cruzamos pero no nos paramos en la misma estación". Habla de cómo en dicho amor también puede estar presente el odio. (Trenes que se cruzan.)
 Ángel González plantea en sus poemas las dos caras del amor: el amor y el desamor.
El poema se identifica como becqueriano en cuanto a la conciencia de fracaso de una posible relación amoros; no les faltó el quererse sino el encontrarse. Las vidas de la pareja iban en sentido opuesto y por medio estaba el mundo y como consecuencia no podían estar juntos. El amor era imposible.
 
 
 
Consulta en la carpeta de apuntes un modelo de comentario o revisa las cuestiones analizadas en clase. 
 

domingo, 31 de mayo de 2015

"El desayuno", Luis Alberto de Cuenca

Luis Alberto de Cuenca fue uno de los poetas más aclamados en la actividad de "buffet libre" de poesía que realizamos con motivo del Día de San Valentín.

Muchos recordaréis el poema que fue varias veces seleccionado y leído:
                                                          "El desayuno"

Me gustas cuando dices tonterías,
cuando metes la pata, cuando mientes,
cuando te vas de compras con tu madre
y llego tarde al cine por tu culpa.
Me gustas más cuando es mi cumpleaños
y me cubres de besos y de tartas,
o cuando eres feliz y se te nota,
o cuando eres genial con una frase
que lo resume todo, o cuando ríes
(tu risa es una ducha en el infierno),
o cuando me perdonas un olvido.
Pero aún me gustas más, tanto que casi
no puedo resistir lo que me gustas,
cuando, llena de vida, te despiertas
y lo primero que haces es decirme:
«Tengo un hambre feroz esta mañana.
Voy a empezar contigo el desayuno».

 
Luis Alberto de Cuenca (El hacha y la rosa, 1993)
 
<

Este poema establece una relación intertextual con el conocido poema 15 de Pablo Neruda recogido en Veinte poemas de amor y una canción desesperada.  Si en el poema del Neruda la amada es recreada por el poeta, como quejosa y distante, Luis Alberto de Cuenca nos presenta una amada feliz y locuaz. Se trata de un amor carnal y gozoso («Tengo un hambre feroz esta mañana.
Voy a empezar contigo el desayuno»),
 frente a la propuesta platónica y espiritual del poema 15. En consonancia con el tema, frente a las metáforas idealizadoras nerudianas, el poema de Cuenca no renuncia a las expresiones coloquiales.
 
 
Poema 15
 
Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.




 
 

<

sábado, 30 de mayo de 2015

"El amor", Luis García Montero



Las palabras son barcos
y se pierden así, de boca en boca,
como de niebla en niebla.
Llevan su mercancía por las conversaciones
sin encontrar un puerto,
la noche que les pese igual que un ancla.

Deben acostumbrarse a envejecer
y vivir con paciencia de madera
usada por las olas,
irse descomponiendo, dañarse lentamente,
hasta que a la bodega rutinaria
llegue el mar y las hunda.

Porque la vida entra en las palabras
como el mar en un barco,
cubre de tiempo el nombre de las cosas
y lleva a la raíz de un adjetivo
el cielo de una fecha,
el balcón de una casa,
la luz de una ciudad reflejada en un río.

Por eso, niebla a niebla,
cuando el amor invade las palabras,
golpea sus paredes, marca en ellas
los signos de una historia personal
y deja en el pasado de los vocabularios
sensaciones de frío y de calor,
noches que son la noche,
mares que son el mar,
solitarios paseos con extensión de frase
y trenes detenidos y canciones.

Si el amor, como todo, es cuestión de palabras,
acercarme a tu cuerpo fue crear un idioma.
 
 


jueves, 28 de mayo de 2015

VER Y SENTIR LA POESÍA: VICENTE ALEIXANDRE

                                                   
 Adolescencia
 
 Vinieras y te fueras dulcemente,
de otro camino
a otro camino. Verte,
y ya otra vez no verte.
Pasar por un puente a otro puente.
—El pie breve,
la luz vencida alegre—.

Muchacho que sería yo mirando
aguas abajo la corriente,
y en el espejo tu pasaje
fluir, desvanecerse.
 


En esta ocasión este mismo poema ha dado lugar a dos propuestas.
  • El corto de Nuria Sancho y Marisa Ferrer, de 4º ESO A:





  • El montaje de Alicia Landa, de 4º ESO A:


"Inventario de lugares propicios al amor", Ángel González

Uno de los autores más representativos de la promoción del 60 es Ángel González. De este autor seleccionamos un poema en el que pueden apreciarse claramente las características de estos años. La composición forma parte de su obra Tratado de urbanismo (1967), libro cuyo núcleo temático reside en el sentimiento de frustración que sufre el poeta ante la realidad presente, porque el orden social desvirtúa lo más auténticamente humano.  El autor centra su crítica en la ciudad, como símbolo de un tiempo hostil, más propicio al odio que al amor.
 
Se trata de una poesía meditativa y crítica , donde el poeta presenta los lugares más propicios para el desarrollo del sentimiento amoroso.
 
En el plano de la expresión utiliza dos niveles lingüísticos muy distintos, uno poético y otro coloquial. 
(Introducción a la Literatura Española a través de los textos , IV, Istmo)
 
"Inventario de lugares propicios al amor",

Son pocos.
La primavera está muy prestigiada, pero
es mejor el verano.
Y también esas grietas que el otoño
forma al interceder con los domingos
en algunas ciudades
ya de por sí amarillas como plátanos.
El invierno elimina muchos sitios:
quicios de puertas orientadas al norte,
orillas de los ríos,
bancos públicos.
Los contrafuertes exteriores
de las viejas iglesias
dejan a veces huecos
utilizables aunque caiga nieve.
Pero desengañémonos: las bajas
temperaturas y los vientos húmedos
lo dificultan todo.
Las ordenanzas, además, proscriben
la caricia (con exenciones
para determinadas zonas epidérmicas
-sin interés alguno-
en niños, perros y otros animales)
y el «no tocar, peligro de ignominia»
puede leerse en miles de miradas.
¿Adónde huir, entonces?
Por todas partes ojos bizcos,
córneas torturadas,
implacables pupilas,
retinas reticentes,
vigilan, desconfían, amenazan.
Queda quizá el recurso de andar solo,
de vaciar el alma de ternura
y llenarla de hastío e indiferencia,
en este tiempo hostil, propicio al odio.
 
 

miércoles, 27 de mayo de 2015

VER Y SENTIR LA POESÍA: CONCHA MÉNDEZ

Concha Méndez, escritora de la Generación del 27, es conocida por su obra poética. Junto a su marido, Manuel Altolaguirre, contribuye a la difusión de la obra del grupo de la Generación del 27, editando colecciones de poesías y revistas como Poesía, 1616 (título que hacía referencia al año de la muerte tanto de Shakespeare como de Cervantes), y Caballo verde para la poesía (dirigida por Pablo Neruda).
                                               Quisiera tener varias sonrisas
 

Quisiera tener varias sonrisas de recambio
y un vasto repertorio de modos de expresarme.
O bien con la palabra, o bien con la manera,
buscar el hábil gesto que pudiera escudarme…
Y al igual que en el gesto buscar en la mentira
diferentes disfraces, bien vestir el engaño;
y poder, sin conciencia, ir haciendo a las gentes,
con sutil maniobra, la caricia del daño.
Yo quisiera ¡y no puedo! ser como son los otros,
los que pueblan el mundo y se llaman humanos:
siempre el beso en el labio, ocultando los hechos
y al final… el lavarse tan tranquilos las manos.
 
Clara Tobeñas y Alicia Fontoba, alumnas de 4º ESO B, han montado este vídeo para ilustrar el poema que acabáis de leer. 



Paola Jarque, de 4º ESO B, realiza la presentación de diapositivas sobre el poema "Besos":

"Aunque tú no lo sepas", de Luis García Montero, un fenómeno viral

En la página Centro de Estudios poéticos me entero de que el poema de Luis García Montero  "Aunque tú no lo sepas" ( Habitaciones separadas,1994) está detrás de la famosa canción de Enrique Urquijo compuesta por Quique González.


 
"Como la luz de un sueño,
que no raya en el mundo pero existe,
así he vivido yo
iluminando
esa parte de ti que no conoces,
la vida que has llevado junto a mis pensamientos.
Y aunque tú no lo sepas, yo te he visto
cruzar la puerta sin decir que no,
pedirme un cenicero, curiosear los libros,
responder al deseo de mis labios
con tus labios de whisky,
seguir mis pasos hasta el dormitorio.
También hemos hablado
en la cama, sin prisa, muchas tardes
esta cama de amor que no conoces,
la misma que se queda
fría cuanto te marchas.
Aunque tú no lo sepas te inventaba conmigo,
hicimos mil proyectos, paseamos
por todas las ciudades que te gustan,
recordamos canciones, elegimos renuncias,
aprendiendo los dos a convivir
entre la realidad y el pensamiento.
Espiada a la sombra de tu horario
o en la noche de un bar por mi sorpresa.
Así he vivido yo,
como la luz del sueño
que no recuerdas cuando te despiertas".
 

 


Tirando del hilo comprobamos que a lo largo de veinte años el poema ha ido alimentando diferentes propuestas. Un fenómeno curioso que vale la pena rastrear:
  • Todo arranca a partir de un poema de Luis García Montero publicado en el libro Habitaciones separadas (1994).
  • El texto de ese poema sirvió de inspiración a Almudena Grandes, mujer de García Montero, para escribir el relato El vocabulario de los balcones, publicado por EL PAÍS SEMANAL en el verano de 1994 y posteriormente incluido en el libro Modelos de mujer (1996).
  • Juan Vicente Córdoba toma como base El vocabulario de los balcones para el guion de una película estrenada en el año 2000 y que retoma el título original de García Montero:  Aunque tú no lo sepas.
  • El poema  de García Montero también fue la inspiración de una canción con el mismo título escrita por Quique González y que apareció en el segundo disco de Enrique Urquijo y Los Problemas, Desde que no nos vemos (1998).


  • Cuatro años después, el propio Quique González incluyó la misma canción en su disco Pájaros mojados (2002), pero con una particularidad: añade un último verso a la letra.
  • Esa pequeña diferencia entre las versiones interpretadas por Quique González y Enrique Urquijo se incorpora al argumento de Deseo de ser punk (2009), una novela de Belén Gopegui donde la música tiene un protagonismo especial.
  • La canción de Quique González, que también fue versionada en 2009 por El Canto del Loco, es interpretada por Claro Lago en la película Tengo ganas de ti (2012), que a su vez es una adaptación de una novela de Federico Moccia.






  • La última versión conocida que recojo la protagoniza  Elvira Sastre (joven poetisa y filóloga inglesa de 22 años, con más de 33 mil seguidores en Twitter y casi 20 mil en Instagram)  junto a Adriana Moragues:




  •  
    SORPRENDENTE, ¿VERDAD?

    martes, 26 de mayo de 2015

    VER Y SENTIR LA POESÍA: LUIS CERNUDA

    Creo que es justo comenzar con uno de los poetas más seleccionados entre nuestros alumnos de 4º ESO: Luis Cernuda.

    El poema "Si el hombre pudiera decir"  ha suscitado mucho interés.

    Si el hombre pudiera decir lo que ama,
    Si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo
    Como una nube en la luz;
    Si como muros que se derrumban,
    Para saludar la verdad erguida en medio,
    Pudiera derrumbar su cuerpo, dejando sólo la verdad de su amor,
    La verdad de sí mismo,
    Que no se llama gloria, fortuna o ambición,
    Sino amor o deseo,
    Yo sería aquel que imaginaba;
    Aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos
    Proclama ante los hombres la verdad ignorada,
    La verdad de su amor verdadero.
    Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien
    Cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío ;
    Alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina ,
    Por quien el día y la noche son para mí lo que quiera,
    Y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu
    Como leños perdidos que el mar anega o levanta
    Libremente, con la libertad del amor,
    La única libertad que me exalta,
    La única libertad porque muero.
    Tú justificas mi existencia:
    Si no te conozco, no he vivido
    Si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.
     
    
    Una de las propuestas más sugerentes es el vídeo que nos propone Elena Romero de Tejada, de 4º ESO A:



    • Fran Nicolás ha optado por un montaje en Prezi:




    • Chaima Lakrait, alumna de 4º ESO B,  ha realizado una presentación de diapositivas del poema "Yo fui":


    • También Chaimae Lakrait ha realizado la presentación de "Unos cuerpos son como flores":


    • Penélope Peñalver, de 4º ESO A, ha elegido "Qué ruido tan triste":

    • Laura Yanes, de 4º ESO A,  "Los placeres prohibidos":


    • Vicky Zalduendo, de 4º ESO B, elige  "Deseo":

    La poesía social: Blas de Otero


    Los poetas de la segunda etapa de la posguerra consideran que la gran fuerza de la poesía consiste en ser vehículo de comunicación, de ahí que en ella estén presentes unos contenidos que no hacen sino reflejar la realidad del momento.
    • Es, por tanto, una poesía comprometida, que se olvida del tono intimista de la generación anterior y confiere a su mensaje un tono más reflexivo.
    •  Es una poesía en la que lo que importa sobre todo es el hombre: la palabra ha de ser portadora de sus vivencias y de la compleja realidad del mundo que lo rodea.
    •  Lo que importa es el mensaje, y ello, desde el punto de vista formal, implica:
                        - La ausencia generalizada de estrofas y el uso de verso libre
                        - El uso de un lenguaje y un estilo sencillos, destinados a la comprensión y la efectividad   del mensaje que pretenden trasmitir.
     
    Estos versos de Blas de Otero recogen bien la nueva tendencia:

    De  Ángel fieramente humano (195):
     
    "Esto es ser hombre: horror a manos llenas"
    Un mundo como un árbol desgajado.
    Una generación desarraigada.
    Unos hombres sin más destino que
    apuntalar las ruinas”
    “Definitivamente, cantaré para el hombre”
     
    De Pido la paz y la palabra (1955):
     
    "Aquí tenéis, en canto y alma, al hombre
    aquel que amó, vivió, murió por dentro
    y un buen día bajó a la calle: entonces
    comprendió: y rompió todos su versos."
     
    Blas de Otero es el poeta que con más calidad ha sabido reflejar la nueva tendencia. En clase vamos a comentar uno de sus poemas más conocidos:
     
     En el principio
     
    Si he perdido la vida, el tiempo, todo
    lo que tiré, como un anillo, al agua,
    si he perdido la voz en la maleza,
    me queda la palabra.

    Si he sufrido la sed, el hambre, todo
    lo que era mío y resultó ser nada,
    si he segado las sombras en silencio,
    me queda la palabra.

    Si abrí los labios para ver el rostro
    puro y terrible de mi patria,
    si abrí los labios hasta desgarrármelos,
    me queda la palabra.
     
     
    No dejéis de escuchar la versión de Paco Ibáñez: