lunes, 18 de febrero de 2019

Diez años de blog




Se cumplen diez años de andadura del blog Sapere aude! Todas las fechas redondas invitan a la reflexión. ¡Una década da para mucho! Desde febrero de 2019 se han publicado casi seiscientas entradas (más los borradores que siguen esperando su oportunidad). Cierto es que ningún año ha sido tan prolífico como el primero, en que vieron la luz 239 entradas, pero la bitácora se ha actualizado año tras año a un ritmo constante sin interrupciones.
Más allá del volumen cuantitativo en forma de entradas, enlaces, archivos, documentos o experiencias, el blog me acompaña curso a curso y apoya la programación de aula, formando parte indisociable de mi identidad docente. Desde sus  comienzos, se reveló como una herramienta muy potente, llena de posibilidades. Puedo decir sin exagerar que transformó la forma en que enseñaba y aprendía hasta ese momento:
1º) Por prolongar “ad infinitum” los límites de mis clases a través de estímulos, enlaces, materiales complementarios,  experiencias o proyectos.
2º) Por ofrecer un repositorio de la práctica diaria, con actividades, recursos complementarios o  textos, organizados por categorías, a los que acudir en cualquier momento, en cualquier nivel, en cualquier curso.
3º) Por conectar el currículum a aprendizajes significativos de la experiencia real, inmediata, ya de la calle, ya de cualquier rincón del planeta, a través los medios de comunicación.
4º) Por dar visibilidad a los pequeños retos diarios de los alumnos, que son muy valiosos y muy grandes para quedar guardados dentro de un cajón.
5º) Por crear una red de profesores cómplices, blogfesores como yo, que han sido y son modelo e inspiración para llevar al aula propuestas didácticas nuevas y frescas.

Muchos saben que empezar un blog es relativamente sencillo. La herramienta es muy intuitiva,  así que sólo falta una idea y un nombre para arrancar. Realmente, lo complicado es mantener el blog en el tiempo, no decaer.
¡Y ya van diez años! Así que puedo aventurar cuáles son algunas  claves para mantener un blog educativo, al menos, las claves que me han ayudado a alimentar este.

 Me atreveré con diez consignas,  por no romper el hechizo del número:

1)     Cree en tu blog. Para ello recuerda cómo empezó, cuál era tu meta. Si fue creado para abrir ventanas que iluminaran y completaran las clases ordinarias, sigue con ello.

2)      Ilusiónate. Si no has perdido tu capacidad de asombro y de sorpresa, mantén tu blog al día con todo aquello que entra en tu área de interés.

3)      Arriesga. No encasilles la línea del blog, no repitas recursos ni temas. Ten como referencia el punto 2: cualquier entrada es válida si consigue mantener viva la ilusión.

4)     Sé coherente. No es contradictorio con lo anterior. Hay una línea directriz que viene marcada por el área, el tema y el destinatario.

5)      Actualiza mensualmente. El blog es un organismo que palpita, que vive a través de ti. No puedes dejar que languidezca por desuso.

6)      Abre los ojos. No condiciones el contenido al temario. La principal escuela es la vida. Si estás atento, verás conexiones con los temas de aula en todos los sitios, desde tu barrio hasta cualquier lugar del planeta.

7)     Sé flexible. A todos los niveles. Adapta los contenidos a los cursos que impartes, a la actualidad del momento, a las lecturas que haces, a las aportaciones de los alumnos…Y también, opta por imágenes, o dibujos, o multimedia, o canciones, según los contenidos que vas a tratar.

8)    Acompaña con imágenes. No dejes solas las palabras. Apoya visualmente siempre, de una forma sugerente y adecuada. Intenta crear un estímulo que invite a leer la entrada. Por supuesto, acredita siempre la fuente de las imágenes utilizadas.

9)     Crea comunidad. Somos legión los blogfesores o  educabloggers. Algunos de los profesores de los que he más aprendido los he conocido en la blogosfera. Lo mejor: a muchos los conocí hace diez años y siguen siendo una referencia docente imprescindible. Hoy más que nunca, la red nos ofrece la oportunidad de seguir sus publicaciones a diario.

10)  Interactúa con tus lectores. Menciónalos como destinatarios directos, provócales con tus preguntas para que opinen en los comentarios, incorpora sus aportaciones, felicítales por sus logros. Tu blog también es un medio de comunicación. El receptor da sentido al fondo y a la forma de tus entradas; nunca lo obvies ni lo pierdas de vista.

Aprovecho este momento especial de 10º aniversario para dar las gracias a tantos profesores que comparten sus publicaciones, convirtiendo la red en una verdadera aula global donde todos aprendemos de todos. Nombrarlos sería ocioso. Mejor, buscadlos en la barra lateral del blog, en la selección de Edublogs recomendados y aprended de ellos, como yo llevo haciendo toda esta década. 





Escuela de escritores

 

6 comentarios:

  1. Muchas felicidades, Esther. Diez años siguiéndote y con ganas de otros diez. Gran trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Ana! Tu confianza cuando todo empezaba me ayudó mucho a valorar lo que hacía. Un abrazo enorme.

      Eliminar
    2. ¡Felicidades! Fuiste una de las pioneras de los blogs de lengua castellana, compartiendo tu trabajo y tus experiencias y mostrando el camino que se podía seguir. Y sigues hoy, diez años después, en tiempos menos propicios para los blogs, resistiendo y aportando ideas y materiales muy interesantes. ¡Enhorabuena!

      Eliminar
    3. ¡Mil gracias, Fernando! Valoro mucho tu opinión. Sabes que soy una entusiasta de "Complemento agente".
      Ahí seguiremos, con la ilusión de siempre.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Enhorabuena Esther.
    Tu trabajo es un gran estímulo para seguir en la brecha.
    Eres una pedagoga excelente.
    Besos.
    Miguel Vizcaya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias, Miguel!! Sabes que valoro mucho tu opinión y apoyo. Un abrazo.

      Eliminar