martes, 17 de noviembre de 2020

"Tiempos altamente humanos", Víctor Juan



En junio de 1931, recién inaugurada la III República, ese tiempo que el historiador Manuel Tuñón de Lara llamó la gran ilusión, Ramón Acín mostró en el Ateneo de Madrid algunas de sus obras. En el folleto de presentación de la exposición, Acín –militante anarco-sindicalista y profesor de Dibujo de la Escuela de Magisterio de Huesca--, escribió: “En estos tiempos altamente humanos importa ser grano de arena”.

Durante los últimos meses no he dejado de repetirme que vivimos tiempos altamente humanos que exigen nuevas respuestas porque los problemas que tenemos ante nosotros también son nuevos. Como maestros, nos preguntamos qué es lo que cada uno puede hacer en la escuela para que los niños y las familias estén lo mejor posible. En la mente y en el corazón de todos nosotros está la máxima de Freinet: “D´ abord les enfants”. Primero los niños. Tenemos la responsabilidad de acompañarlos, de decirles que haremos cuanto esté en nuestra mano para que todo termine bien, que nunca van a estar solos. No es necesario ocultar la evidencia que nos devuelve la realidad. Vivimos días extraordinariamente complicados, pero juntos podemos levantar una muralla que impida que el miedo y la desesperanza invadan nuestras vidas. Para esta tarea, todas las manos son necesarias. No será fácil, pero nos sostendremos unos a otros. Dosificaremos los esfuerzos, mantendremos la calma y administraremos las dosis de ilusión. Estamos atravesando un desierto por el que nadie había transitado nunca. No hay mapas ni hojas de ruta. Tenemos, eso sí, la luz de las estrellas y aunque es imposible saber a ciencia cierta si nos encontramos al principio, al final o a mitad de la travesía, una palabra, una mirada cálida, una sonrisa cómplice o un pequeño gesto de cariño son un oasis en el que detenerse para recuperar el aliento.

En estos tiempos altamente humanos nos necesitamos para aprender a vivir en la incertidumbre. Buscaremos una luz para orientarnos en esta tormenta, aunque sea tan tenue como la que alumbra, en las noches de verano, el camino de las luciérnagas.

 

(Víctor Juan, “Heraldo de Aragón”, sección “Heraldo Escolar”, 4/11/2020)

Este texto tan inspirador, de Víctor Juan, profesor, escritor y director del Museo Pedagógico de Aragón,  nos ha servido de pretexto para ejercitar la pregunta 2 de comentario de textos según la prueba EvAU de Zaragoza. 

1.     Resuma en tres líneas el tema debatido en el texto y la opinión manifestada por el autor al respecto. (1 punto)

 

2.     ¿Qué quiere decir el autor cuando habla de que “estamos atravesando un desierto”? (1 punto)

 

3.     Comentario lingüístico dirigido: ¿Cuál es la intención comunicativa del emisor? Relaciónela con el género textual utilizado y sus características lingüísticas más importantes.   (3 p.)


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario