domingo, 30 de marzo de 2014

Piensa en esto: Cuando te regalan un móvil...



"Piensa en esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el reloj, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, suizo con áncora de rubíes; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo. Te regalan -no lo saben, lo terrible es que no lo saben-, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj"

(CORTÁZAR, Julio: "Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda a un reloj")


Cuando nos referimos en clase a la actualidad de los clásicos es a esto a lo que nos referimos. Cambiad reloj por teléfono móvil y veréis la lectura actual, la escalofriante verdad de este pequeño relato de Julio Cortázar. La enorme dependencia que hemos contraído con estos dispositivos debe hacernos reflexionar sobre nuestras cotas de libertad. Os ofrezco un nuevo pre-texto para la opinión en esta ventana de la asignatura y de paso os comento que los cuentos de Cortázar están incluidos en la lista de lecturas optativas del tercer trimestre. Si os ha parecido sugerente la lectura de este texto, os aseguro que el resto de relatos no os va a defraudar. 
En una entrada anterior ya veíamos cómo la publicidad no desaprovecha la intertextualidad con la buena literatura. La voz pertenece al propio Cortázar.




Más sobre este escritor en Sapere aude! bajo la etiqueta JULIO CORTÁZAR. 

viernes, 28 de marzo de 2014

Personajes de nivola

––¡Don Miguel, por Dios, quiero vivir, quiero ser yo!
––¡No puede ser, pobre Augusto ––le dije cogiéndole una mano y levantándole––, no puede ser! Lo tengo ya escrito y es irrevocable; no puedes vivir más. No sé qué hacer ya de ti. Dios, cuando no sabe qué hacer de nosotros, nos mata. Y no se me olvida que pasó por tu mente la idea de matarme...
––Pero si yo, don Miguel...
––No importa; sé lo que me digo. Y me temo que, en efecto, si no te mato pronto acabes por matarme tú.
––Pero ¿no quedamos en que...?
––No puede ser, Augusto, no puede ser. Ha llegado tu hora. Está ya escrito y no puedo volverme atrás. Te morirás. Para lo que ha de valerte ya la vida...
––Pero... por Dios...
––No hay pero ni Dios que valgan. ¡Vete!
––¿Conque no, eh? ––me dijo––, ¿conque no? No quiere usted dejarme ser yo, salir de la niebla, vivir, vivir, vivir, verme, oírme, tocarme, sentirme, dolerme, serme: ¿conque no lo quiere?, ¿conque he de morir ente de ficción? Pues bien, mi señor creador don Miguel, ¡también usted se morirá, también usted, y se volverá a la nada de que salió...! ¡Dios dejará de soñarle! ¡Se morirá usted, sí, se morirá, aunque no lo quiera; se morirá usted y se morirán todos los que lean mi historia, todos, todos, todos sin quedar uno! ¡Entes de ficción como yo; lo mismo que yo! Se morirán todos, todos, todos. Os lo digo yo, Augusto Pérez, ente ficticio como vosotros, nivolesco lo mismo que vosotros. Porque usted, mi creador, mi don Miguel, no es usted más que otro ente nivolesco, y entes nivolescos sus lectores, lo mismo que yo, que Augusto Pérez, que su víctima...
––¿Víctima? ––exclamé.
––¡Víctima, sí! ¡Crearme para dejarme morir!, ¡usted también se morirá! El que crea se crea y el que se crea se muere. ¡Morirá usted, don Miguel, morirá usted, y morirán todos los que me piensen! ¡A morir, pues!

(UNAMUNO, Miguel de: Niebla)

En Niebla, la famosa "nivola" de Miguel de Unamuno, el personaje protagonista descubre que es un personaje literario en una entrevista con el propio autor del libro y se rebela contra su destino.
También en la reciente lectura de Aquellos días de luz y palabras nos sorprendía encontrar al autor de la novela elucubrando sobre la personalidad y el final de sus personajes. Con gran sentido del humor, planteaba:
"Por otra parte, hace tiempo que quería matar a alguien. Quizá estos dos personajes le brindaran la posibilidad de asesinar, por ejemplo, a un crítico taurino, de esos que afirman que los toros no sufren porque cuanto más son castigados con puyazos, banderillas y estocadas, más endorfinas segregan y los animales se crecen a base de casta, de raza y de poder, porque un toro cuanto más castigado está, más saca lo que lleva dentro. (...)
Tampoco le disgustaría asesinar a un editor que no supiera nada de libros. Un editor que defecara libros inmundos y que se mostrara prepotente con los autores que le enviaban sus originales buscando un sitio en el catálogo de la editorial (...)
No vería mal que alguno de los personajes asesinara a un crítico literario, a un crítico interesado, mentiroso y cobarde, un crítico que callaba sabiendo que debería hablar y que escribía sabiendo que era mentira lo que contaba". 
(JUAN, Víctor: Aquellos días de luz y palabras, Sabara editorial, págs. 117-118) 

La novela de Víctor Juan incluye además personajes reales (familiares de los alumnos de 4º ESO, vecinos y amigos identificables) que provocan en la lectura una sensación de irrealidad, un juego de espejos. Quizá nos tiente palparnos como el propio Augusto dudando de si somos personajes literarios también.
 
La propia estructura del libro refuerza el equívoco, pues incluye una novela dentro de una novela en un ejercicio circular que nos recuerda aquel inolvidable relato de Cortázar ("Continuidad de los parques").
 
 
La literatura juega a sorprendernos y nosotros jugamos a establecer paralelismos. El personaje que se rebela contra su destino y su dios creador aparece en películas y novelas actuales. En cada propuesta de ficción encontramos un espejo que nos interroga sobre las eternas preguntas que siempre nos acechan.
Preparando la lista de lecturas optativas, he recordado una novela de ciencia-ficción de Rosa Montero, Lágrimas en la lluvia, que os recomiendo.  En ella la protagonista padece una aguda crisis existencial, pues tiene fecha de caducidad: es una androide, una replicante diseñada para vivir sólo diez años. Es una novela existencial en la que la protagonista busca el sentido de su vida, medita sobre su identidad y pide cuentas al creador de su memoria artificial, igual que Augusto, nuestro personaje de la nivola Niebla.
 
 
Si te interesa, consulta estas entradas del blog "Más que palabras":
 
Y tú,

¿estás seguro de no ser un personaje nivolesco?
Generador "Classic book" de Photofunia





jueves, 27 de marzo de 2014

La ficha de lectura



Misteriosamente había desaparecido de la carpeta de apuntes la ficha de lectura que os facilité a los alumnos de 4º ESO para dar cuenta de las lecturas optativas.

Vuelvo a enlazarla para que sigáis aprovechando ese furor lector que os ha entrado (que espero vaya más allá del mero deseo de subir nota).
 

 
No olvidéis que hay opciones más creativas que son una alternativa sugerente (vídeo, presentación en prezzi, glogster,wix,...). En todo caso, el guión de la ficha de lectura será útil para centrar los puntos de interés de vuestro análisis.



En breve os ofreceré un listado de recomendaciones de lecturas relacionado con el periodo de literatura que abordamos en clase. Estad atentos.
 



miércoles, 19 de marzo de 2014

Tertulia de calle con Víctor Juan




El pasado 26 de febrero  Víctor Juan compartió con los alumnos de 4º ESO del IES “Mar de Aragón” las impresiones alrededor de la lectura realizada en el segundo trimestre,  Aquellos días de luz y palabras.

Punto de lectura realizado por la profesora de Lengua María Jesús Serrano

El salón de actos recreó el ambiente de una calle de Caspe, simulando las tertulias a la fresca de nuestros mayores que se mencionan en la novela. Con la sugerencia de la calle Borrizo de fondo, propiciamos un diálogo distendido celebrando el poder de las palabras.  En la mesa acompañamos al escritor la profesora de Lengua de 4º ESO y los alumnos Alberto e Inés, de 4º ESO A, y Lucía y María, de 4º ESO B. 



Víctor Juan evocó con  nostalgia un Caspe que ya no existe. En esta época de pantallas, propicia al ensimismamiento, cuesta imaginar un tiempo de libertad donde prácticamente no pasaba nada pero se participaba directamente de la vida, se vivía en la calle en permanente en contacto con otros.




Víctor Juan destacó la presencia de las palabras que llenaban las conversaciones de calle, palabras que nutrieron la imaginación del niño que después sería escritor. 

El escritor caspolino destacó algunas anécdotas de su niñez e hizo especial insistencia en un par de personajes vinculados familiarmente a alumnos de 4º ESO.


La novela tiene una estructura circular, sorprendente.  Varias preguntas de los alumnos llevaron la reflexión hacia la motivación que le llevó a introducir este elemento extrañador. En el aire quedaron algunos interrogantes  inquietantes: ¿Tenemos la certeza de que no somos el sueño de alguien?


M.C.ESCHER


Respecto al momento actual de la educación, se mostró optimista afirmando que “tenemos la mejor escuela pública que hemos tenido nunca”.  Desde la perspectiva del estudioso de la Historia de la Educación en Aragón, destacó nuestro sistema educativo, justo y de calidad, que incluye la enseñanza de idiomas, a diferencia de las décadas anteriores, con los profesores mejor preparados y con los centros con más recursos y calidad de toda la historia”.  Rehuyó el discurso catastrofista de la educación y de los jóvenes,  entre los que encontramos algunos muy comprometidos y muy bien preparados, y  citó ejemplos concretos que le llenan de orgullo aunque no los destaque la prensa como noticia.

Para finalizar, anticipó alguna pincelada de su nueva novela y presentó brevemente la nueva obra  que estaba a punto de ver la luz: Vademécum, un florilegio  de pensamientos y reflexiones (“victorjuanadas”), una selección de 313 frases de Twiter,  que en estos momentos ya estamos disfrutando como una exquisitez.  




Víctor Juan nos hizo con su visita un regalo generoso de palabras,  que supo transmitir con emoción y pasión. Desde aquí queremos reiterar nuestro agradecimiento y ofrecer la silla de anea para sentarnos a la puerta a conversar de la vida y de la literatura cuando guste. 

¡Hasta siempre!



Exposición de los trabajos realizados por los alumnos de 4º ESO
                                                   


Con todo el trabajo de exámenes y evaluaciones no he podido compartir antes esta experiencia de lectura. En breve confío en subir vuestros trabajos. Gracias por vuestro interés. 

Gracias así mismo a Ismael Crespo, Director del Grupo de Teatro, que rápidamente nos montó el escenario de calle, y a Domingo Fillola, del Departamento de Extraescolares, que veló para que tuviéramos recuerdo fotográfico y audiovisual de la actividad. 

Para saber más sobre Víctor Juan podéis consultar los apuntes de la presentación aquí

martes, 11 de marzo de 2014

Haciendo camino

Toni Demuro

Acercarse a  un clásico como Machado es siempre reinventarlo. Nuestra clase de 4º  de ESO ha reflexionado sobre el símbolo de la vida como camino. El poeta busca su receptor, ahora lector y alumno de un aula de 4º del siglo XXI,  y le espeta:

 Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar...
Ha sido una clase dura, al menos yo así lo he percibido. Responsabilizarse del  proceso y de los resultados de la evaluación es un ejercicio de madurez.
Pero no nos corresponde el victimismo ni la autocompasión.

De nuevo Machado no nos deja abandonar el camino.  Nunca es tarde para empezar a andar.


  

Si te interesa este poeta, te invito a que descubras algunos de sus poemas en la etiqueta ANTONIO MACHADO del Blog "Más Que Palabras ".

Os invito a oír la versión que hacen de estos versos  Miguel Ríos o Joan Manuel Serrat.

<