miércoles, 18 de diciembre de 2013

Cocinando un relato realista

“En la cocina era un druida preparando una fórmula mágica. Los ingredientes se asocian, se suman, se transforman al ponerlos en contacto con el calor y cambian de textura, de sabor, de color… Se dejaba llevar por su intuición, por su olfato, por la memoria de los sabores de su infancia. Cocinar es innovar, mezclar, modificar, fusionar… Miguel tenía alma de alquimista. Después de todo un escritor es alguien que experimenta, que inventa combinaciones de letras, de sonidos y de imágenes buscando permanentemente la emoción que a veces guardan las palabras”

(Víctor JUAN: Aquellos días de luz y palabras, Sabara Editorial, pág. 52)




Estudiamos los rasgos de los autores realistas del siglos XIX, pero ¿sabemos crear un relato realista?

De forma generalizada, vuestros gustos literarios (y también los cinematográficos) se inclinan hacia la época actual, los personajes cercanos (mejor si son de vuestra edad) y los temas que están en vuestra área de intereses y experiencias.

Este trimestre vais a leer una obra realista, con rasgos autobiográficos, que ha publicado el escritor y profesor de origen caspolino Víctor Juan, Aquellos días de luz y palabras.  La obra está ambientada en la actualidad, pero el narrador reconstruye la memoria fragmentada del protagonista con saltos temporales hacia atrás, a través de una 3ª persona omnisciente.

Pues bien, manos a la obra:

Vamos a redactar como si fuera un juego con unas reglas trazadas de antemano. O mejor, como si elaborásemos un rico plato a través de unas indicaciones que nos guían en el uso de ingredientes y el proceso de elaboración. Pon mucha atención, porque los objetivos que nos planteamos, son también los criterios de calificación.





TAREA: Escribe un relato realista que combine aspectos de la realidad (lugares, fechas, acontecimientos, personajes) con elementos de ficción. Sigue estas pautas:

NARRADOR:

-Narra en 3ª persona omnisciente, de forma que informes de los pensamientos, deseos, motivaciones de los personajes.

ESPACIO:

-Localiza la trama en un lugar que conozcas bien. Descríbelo con detalle.

TIEMPO:

-Sitúalo en la época actual. Cita fechas o acontecimientos fácilmente identificables.
-Introduce un flash-back que recupere alguna anécdota reseñable de la vida de uno de los personajes. Tiene que estar justificada dentro de la acción principal, para entender algo fundamental en la historia o comprender las motivaciones del personaje.

PERSONAJES:

-Describe al personaje protagonista de forma que el lector conozca su exterior y su interior.
-Introduce un personaje real que conozcas bien (puedes ser tú, un familiar, un amigo,…). Puede ser el protagonista o uno secundario.

ARGUMENTO:

-Imagina algún suceso sorprendente que pudiera ocurrir en tu localidad, en tu barrio, en tu peña, en tu familia, en tu instituto.
-Mucho mejor si el personaje tiene que resolver un conflicto o un problema, para lo cual pide ayuda a otros personajes o busca en su pasado (investiga, pregunta, encuentra documentos o material desconocido,…)
-Aprovecha para introducir en tu relato tu afición o tu pasión (puedes adjudicárselas al personaje protagonista). Uno habla bien de lo que conoce, intenta lucirte en los diálogos.
-Si te preocupa algún tema social o personal, como narrador tienes la opción de introducir digresiones que dejen clara tu postura. Quién sabe: ese lector que te espera igual piensa diferente tras leer tu relato.

INSPIRACIÓN:

-En realidad, muchas de las series de televisión que sigues tienen tema realista: Pulseras rojas, series de médicos, de institutos,….
-Aprende de los autores realistas del siglo XIX. Lee sus textos en los temas 3 y 4. Ellos eran maestros en el arte de contar. -Lee la novela del escritor caspolino Víctor Juan, Aquellos días de luz y palabras.
-Aprovecha algunas sugerencias de la entrada de este blog: Crea un relato fantástico en trece sencillos pasos.

EXTENSIÓN: Procura que tu relato no sea demasiado breve (1 folio mínimo), ni demasiado largo (2 folios máximo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada