domingo, 10 de febrero de 2013

Caperucita enamorada

Procedencia de la imagen
 
Los alumnos de 2º de ESO andáis estos días dando vueltas a los cuentos tradicionales y  sus actualizaciones. Los cuentos clásicos son continuamente revisados y reinventados, adaptando los temas a los valores que predominan en la sociedad actual, valores políticamente correctos, como la solidaridad, el medio ambiente, el respeto al otro o la igualdad entre sexos. Hemos leído en clase el artículo de opinión "El cuento de las hadas y los hados" ("El País", 10/04/10).  En relación con los prejuicios de todo tipo que rodean la interpretación y revisión de nuestros cuentos de siempre, no hay que perderse la famosa "Caperucita políticamente correcta", que podéis escuchar aquí.

Con motivo del cercano Día de los Enamorados quiero que conozcáis esta nueva versión de Caperucita roja:


20 – HOW TO LOVE A GIRL. Kana Yamada.
 
Esta es la historia del lobo Jack, pariente lejano del más famoso lobo de los bosques.
Hoy en día apenas quedan bosques, las aldeas se han convertido en pueblos, y éstos en ciudades, y la vida ha ido haciéndose cada vez más complicada.
Todo el mundo ama su independencia y su libertad.
Sin embargo Jack estaba solito. “Un lobo debe amar la soledad”, le habían enseñado.
-¡Ya no! No puedo seguir amando la perversa soledad. ¡Quiero amar a alguien que no sea yo mismo!
Pero Jack no sabía cómo amar.
Entonces encontró un libro: HOW TO LOVE A GIRL.
Por primera vez se le ofrecía la oportunidad de aprender algo sobre las chicas.
-¡Qué complicado! ¡Aunque lo intente con todas mis fuerzas me va a resultar imposible!
Su cabeza estaba a punto de estallar.
Andaba ensimismado, cuando de pronto…
 
 
 
 
-Perdóname, es que tengo prisa porque voy a ver a mi abuela enferma…
-No, no, yo también iba distraido.
Jack recogió del suelo las manzanas caídas.
-¡Muchas gracias! Puedes quedarte una si quieres.
-Gracias…
Jack no era consciente de que este encuentro iba a cambiar su destino. El libro no decía nada de eso.
-¡Qué enormes son tus manos, Jack!
¡Qué enormes son tus orejas, Jack!
¡Qué enormes son tus ojos, Jack!
¡Qué enorme, qué increiblemente enorme, es tu boca, Jack!
“Esta chica es muy habladora”, pensó Jack. “Es lo único que coincide con lo que dice el libro”.
-¿Te resulto extraño?
-¡NO! ¡Enormemente atractivo!
 
 
CAPERUCITAEsta original propuesta forma parte de un proyecto de la editorial Media Vaca : veintiuna historias distintas que utilizan como punto de partida el cuento clásico de Perrault, autor del primer escrito conocido sobre este famoso personaje.
 
El proyecto tiene su origen en un taller para ilustradores que tuvo lugar en el Museo Itabashi de Japón durante el verano de 2003. Se pidió a los participantes, cuyos trabajos se reproducen íntegramente en el libro, que no se limitaran a poner sus dibujos junto a las palabras de Perrault, sino que se sintieran libres para hacer todos los cambios que desearan en función de sus propios intereses. El resultado es tan variado como sorprendente: hay historias de miedo, de risa y de aventuras, y los hay también de fantasmas, de amor y gastronomía.


Otra cuestión para debate es si esta versión mantiene el espíritu universal que alimentaba la historia procedente de la tradición oral, que no era otro que prevenir a las niñas frente a hombres malintencionados que pudieran acosarlas. Una moraleja que siempre resulta útil. Me viene a la memoria una novela juvenil de Care Santos  que leímos hace unos años, cuyo título Los ojos del lobo nos pone en la clave de los miedos que subyacen también en adolescentes.

No es la primera vez que Caperucita se asoma a esta ventana de Sapere aude! . Os enlazo dos de las entradas más populares del blog:
Ingrid Tusell
 ¿Conocéis otras versiones? Dejad vuestras sugerencias y propuestas en los comentarios.

 

2 comentarios:

  1. Gracias por los textos. Más versiones 'distintas' se ofrecen en Tres tizas y en Caperucita roja de Tex Avery. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Toni. Tomo buena nota de todo. Un abrazo.

    ResponderEliminar