sábado, 23 de octubre de 2010

Profe, tienes una misión

(Imagen: Chema Madoz)



En "Lugares comunes" (Adolfo Aristarain, 2002) un espléndido Federico Luppi alecciona a los futuros profesores y les encomienda una misión:


"Despierten en sus alumnos el dolor de la lucidez
sin límite, sin piedad".


No somos ni podemos ser meros transmisores de contenidos, debemos enseñar a dudar, a ser críticos. Tenemos una misión, necesaria en cuanto sabemos que estamos más manipulados de lo que puede parecer:





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada