jueves, 26 de marzo de 2009

Gregor Samsa, la literatura fantástica e Iwasaki

"¿Y quién dice que lo «fantástico cotidiano» no puede ser inverosímil? Me encantaría que la naturalidad con que mis personajes se toman todo lo que les sucede, sea la misma naturalidad con que los hermanos de «Casa tomada» de Cortázar, se resignaron a abandonar su vivienda. Cuando Gregorio Samsa despertó convertido en un bicho, su familia aceptó con naturalidad aquel acontecimiento que los lectores reconocimos como el nacimiento de la literatura fantástica. Borges y Cortázar aprendieron la lección de Kafka y por eso neutralizaron la perplejidad del lector con la naturalidad de sus criaturas. Edgar Allan Poe –sin embargo- escribió «Los crímenes de la calle Morgue» antes de la existencia de La metamorfosis y por eso tuvo que sacarse de la manga un orangután. ¿Sigue funcionando lo fantástico en la literatura? Depende. Cuando yo leí La metamorfosis a los dieciséis años me quedé mudo de la impresión. Por contra, si un chico de dieciséis años leyera ahora mismo La metamorfosis exclamaría con naturalidad: “Osqui, otro mutante”.


(Entrevista realizada por Miguel Ángel Muñoz en El síndrome Chéjov)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada