sábado, 14 de marzo de 2009

Educar

“Educar no es como llenar un cubo,
sino como encender una hoguera”
Una de mis citas preferidas. La tengo pegada en mi escritorio, siempre a vistas. ¡Es tan fácil olvidarse!

10 comentarios:

  1. Mi querida Esther, gracias por tu comentario, intentaré pasarlo bien.

    Me gusta la cita.
    Dices bien, tendríamos que tenerla siempre bien visible para recordarla o quizá aprenderla de memoria para no olvidarla.

    Te quiero. Os quiero.

    ResponderEliminar
  2. Agradezco mucho tus palabras, MªLuisa. Disfruta de estos días primaverales.

    ResponderEliminar
  3. Es de complicada definición aunque para mi la diferencia entre llenar el cubo de agua y encender una hogera es totalmente diferente. Ya que a la hogera le tienes que ir echando leña para que no se apage. Los conocientos o el aprendidaje tienen que progresar poco a poco y cada dia ya que si no se aprende todos los días las cosas se olvidan, igual que la hogera sin leña se apaga. el conocimiento es como el cuerpo humano si no se ejercita se oxida.

    Jorge Poblador Montañés

    ResponderEliminar
  4. Ya lo sabes, Jorge. El fuego es movimiento constante. No te pares.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Isabel Pallarés Berges19 de marzo de 2009, 16:44

    Llenar el cubo o encender una hoguera son buenas definiciones que vienen a explicar de forma metafórica ambas opciones.
    Por eso pienso que educar debe ser aprender a aprender, y no conformarmos con adquirir unos conocimientos, de forma que toda la vida sea un continuo aprendizaje para saber descubrir siempre cosas nuevas.

    ResponderEliminar
  6. Para mí tiene razón este texto porque la educación se va aprendiendo paso a paso al igual que la hoguera los sigue también porque primero hay que encenderla que es el punto de partida. Cada vez se va haciendo más grande al igual que los conocimientos con el paso de los años. Nunca se dejará de aprender aunque creas saberlo todo porque siempre algo te sorprendera. Por eso es tan importante y tan útil los conocimientos.
    Un saludo

    Pedro Samper Vivas

    ResponderEliminar
  7. Buenas reflexiones, Isabel y PEdro.Si alimentamos el fuego, éste no se apaga nunca. Toda la vida estamos aprendiendo. PEro que no falte la chispa, ese interés, esa curiosidad, esa inquietud, que es la que hace prender la llama.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Saludos, pezqueñines.

    Jorge: aunque tu profesora no se atreva, 'apage' suena a "paje" o a "paja"... Apague ya es otra cosa... ;-) Y no olvides que lo del óxido va sobre todo por la mente y por el corazón, corazón...

    Isabel: a ver si eres consecuente con lo que dices y dejas de hacer chule..., digo, a ver si aprendes más.

    Pedro: intenta ir más allá... Y sigue aprendiendo (incluidas las tildes, jua, jua)

    Ánimo a todos y todas

    Javier Barrado

    ResponderEliminar
  9. no es lo mismo llenar un cubo de agua, porque para educar se necesita un proceso igual que para encender una hoguera. Hay que empezar desde el principio y seguir manteniendola

    Alejandro Peralta Alegre :)

    ResponderEliminar
  10. Y tanto. Aprender es un proceso que nos lleva toda la vida. ¿Estás preparado?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar